A LA LARGA COMPENSA

Los papeles pintados de celulosa, los no tejidos y los vinílicos son más baratos a corto plazo pero si experimentan un uso intenso, deben cambiarse en intervalos de entre 2 y 5 años. Teniendo en cuenta la vida útil de 30 años, los largos intervalos entre cambios y el bajo coste de mantenimiento, SYSTEXX ya compensa en una comparación de coste después de sólo cinco años.

SYSTEXX by Vitrulan